Categorías
Local

Acusan a personal de la fiscalía de no pagar cuentas en lugares públicos.

Zitácuaro.- En un completo abuso de poder, personal de la Fiscalía Regional de Zitácuaro, llegan a hacer uso de instalaciones recreativas sin pagar un solo peso, además, amenazan con clausurar si los dueños les cobran, argumentando que tienen la facultad para realizar esa acción que solo compete a alguna autoridad municipal.

Prestadores de servicios de la zona del Naranjo del municipio de Zitácuaro, denunciaron que ya son varias ocasiones que personal de la fiscalía regional de este municipio, llegan a hacer uso de las instalaciones, (albercas, mesas, palapas y asadores) sin pagar un solo peso, esto ya comenzó a causar molestias, ya que aparte llegan con mujeres y en estado de ebriedad, que alteran la tranquilidad del lugar y espantan a la clientela por ser zonas de uso familiar.

Los entrevistados comentaron que ya están hartos de está situación, y a pregunta expresa de si se trata de Ministerios Públicos o policías de investigación, fueron claros al decir que no identifican a qué área pertenecen, solo que son de la fiscalía, por las playeras y autos en los que a veces llegan.

Agregaron que algunos de sus compañeros cuentan con vídeos que muestran la manera en que se comportan y como los amenazan con el tema de clausurarles las instalaciones si insisten en cobrar la entrada y el uso de las instalaciones, misma que prácticamente es mínima, ya que son 25 pesos por persona.

Así mismo, expusieron que ya se están organizando para detener estos abusos, que han venido a dañar sus negocios y su economía, ya que en ocasiones estás personas llegan con bebidas alcohólicas y con mujeres, que más tarde pierden la compostura sin importar que haya familias, algunos de los clientes prefieren retirarse para evitar situaciones incómodas con los menores.

Cómo es sabido, en la zona de la Carolina y El Naranjo, existen varios establecimientos que se dedican a la venta de trucha para el consumo en el lugar, así como Temazcales, canchas deportivas con área de esparcimiento social y pequeñas albercas, todos, son negocios familiares que a duras penas han subsistido por el tema de ella la pandemia, tras el permiso de reapertura, han invertido en lo necesario para seguir las medidas sanitarias que ha implementado el gobierno, por ello no consideran justas las acciones que el personal de la fiscalía hace cuando llega a sus comercios.

Insistieron en el tema de que tomarán medidas si esto continúa, ya que no pueden dejar de ganar lo poco que llega a sus negocios y que les ha afectado gravemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.