Categorías
Estatal

Bravuconada de Silvano Aureoles se sale de control

Aguililla. – La bravuconada del gobernador de Michoacán, ya se salió de control, habitantes de Aguililla Michoacán, se manifestaron en contra de las acciones represivas del mandatario hacia un maestro de primaria rural, a los pobladores se unieron docentes que exigen al mandatario vaya a solucionar el problema.

El maestro Fernando Padilla que tuvo el valor de encarar al gobernador de Michoacán junto con sus alumnos para exigir paz en su municipio, ya cuenta con el apoyo de los habitantes de aquel municipio de la Tierra Caliente y con el magisterio, quienes con una manifestación pacifica decidieron exigir al mandatario estatal deje sus malas acciones en contra de la población.

Y es que como se recordará, Silvano Aureoles rodeado de fuerzas federales decidió bajar del vehículo oficial donde ya se encontraba luego de haber terminado una reunión de seguridad y “pacificación” en Aguililla para agredir a un ciudadano que le reprendió su falta de atención y capacidad a los problemas que aquejan desde hace tiempo aquella zona.

Todo quedó grabado en vídeo y las imágenes se reprodujeron rápidamente en medios estatales y nacionales, tras ello y como ya es su costumbre, acusó al maestro de ser un halcón, intentando evadir su responsabilidad y de confundir a la población con estas declaraciones hechas en sus cuentas oficiales.

Silvano Aureoles, que ya es calificado como “el cobarde del condado” por el periodista Jairo Calixto Albarrán, colaborador de Milenio, no solo acusó al maestro de ser un informante de algún grupo delincuencial, sino que acusó que todos los manifestantes, (incluyendo los alumnos del profesor agredido) eran un grupo de halconeros que ofendían a las fuerzas federales armadas hasta los dientes.

El asunto se agudizó luego de que al maestro de manera extraña le fuera retenido su salario, por ello el magisterio le exige que se respeten los derechos laborales del maestro, y presente en el municipio, pero que viaje por tierra, y no por helicóptero como acostumbra a hacerlo.

Al tema también se unió el párroco de Nuestra Señora de Guadalupe en Aguililla, Gilberto Guevara, quien de manera directa le dejo en claro al gobernador “que no se equivoque”.

No somos halcones; somos la voz de un pueblo cansado de tanta violencia y de un gobierno que no lo defiende sabemos que las cosas se ven distintas cuando se viaja volando entre nubes, pero a ras de tierra, buscando caminos para sacar nuestros enfermos o traer alimentos, las cosas son más crudas, con retenes, con balas, con amenazas”

El sacerdote agregó que los habitantes de Agüilla no son enemigos de Silvano Aureoles. “ No necesita empujarnos, nosotros caminamos rectamente; simplemente necesitamos un gobierno que nos proteja y nos guíe; no elegimos vivir así, no queremos vivir así, pero la violencia nos ha acorralado, expresó el párroco.

Tal vez el gobernador de Michoacán nunca se imaginó que su acción abusiva repercutiría en el incremento de la inconformidad por parte de los pobladores de aquella zona, que este jueves decidieron tomar la presidencia municipal, y no lo liberarán hasta que Aureoles Conejo pida una disculpa pública y responda a las demandas del liberar las vías de comunicación y respete el derecho a la libre expresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *