Categorías
Estatal

La corrupción en las salas penales orales

Armando Linares López.

Zitácuaro. – El cambio de paradigma en la forma de impartir justicia tenía una sola finalidad; reducir la corrupción en los tribunales para que defensores públicos o privados coludidos con empleados tramposos de las instituciones encargadas de impartir justicia, no tuvieran espacio de corromper a los jueces o secretarios, sin embargo, estos efectos negativos siguen latentes en las salas orales, con empleados deshonestos que “intiman” con la parte contraria, logrando inefectivos mecanismos que afectan la correcta impartición de justicia para las partes afectadas -víctimas o imputados-.

No obstante que existen abogados que se han preparado para enfrentar el -Nuevo Sistema de Justicia Penal- aun hay funcionarios y Ministerios Públicos mal preparados y corruptos, incluyendo un gran número de abogados que le siguen apostando al sistema tradicional, siendo una forma más sencilla de “ganar” asuntos en complicidad con empleados que tienen en sus manos directamente la impartición de justicia en México.

Al respecto, las quejas se han hecho evidentes cuando estos abogados que se han preparado encuentran -trabas- que les permiten avanzar en la defensa de sus clientes. Entrevistados por este medio algunos juristas de este municipio, coincidieron y relataron que existe la posibilidad de que estos obstáculos se dan por la cercanía que hay entre empleados de las salas orales y las fiscalías, ya que es notorio cuando se les da preferencia a estos últimos.

En algunos casos los propios ministerios públicos se han evidenciado al revelar información que solo tienen los jueces y defensores, al menos eso se supone, otras más, les permiten que lleguen tarde a las audiencias, o bien, simplemente les dan preferencia, aunque esto implique vulnerar el derecho al debido proceso.

Si bien es cierto, “cualquier persona puede convivir con quien más le plazca” dijeron los juristas a este medio, lo preocupante en el asunto es que dadas las circunstancias de “amiguismo” que se han visto en los últimos meses entre una y otra institución esto deja mucho que desear ya que los ministerios públicos se ven apoyados de una u otra manera, al hacer uso de ese “amiguismo” para obtener una ventaja o simplemente ya tener una estrategia de como variar los hechos investigados para obtener una pena menor y con ello involucrar a más personal que mantiene un perfil mas reservado pero recibiendo un beneficio por su complicidad.

No obstante, los juristas concluyen haciendo un llamado a no permitir el favoritismo entre ciertos servidores públicos y que se haga a un lado el “amiguismo” e impere una impartición de justicia imparcial…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *