Categorías
Opinión

HÁBEEAS CORPUS.

Lic. M. Joel Vera Terrazas.

En la locura hybris silvanista.

Silvano Aureoles Conejo, gobernador de Michoacán, como animal político irracional y como coordinador general de campaña salió a defender a su títere Carlos Herrera, aseguró que de llegar al gobierno estatal Alfredo Ramírez Bedolla, candidato electo de (Morena), el crimen organizado regresará a gobernar la entidad. Por ello, afirmó que debe de anularse la elección.

De manera irresponsable como político demostró ser un novato, que tienen la enfermedad de embriaguez del poder, que mental mente cayo en la locura ante la pronta ausencia de poder y el encarcelamiento por desvíos millonarios en su mandato.

Por lo tanto me permito establecer que es el síndrome Hydris Silvanista y su camarilla… ”Es un concepto griego que puede traducirse como «desmesura» y que en la actualidad alude a un orgullo o confianza en uno mismo exagerados, resultando a menudo en merecido castigo”. En la Antigua Grecia aludía a un desprecio temerario hacia el espacio personal ajeno unido a la falta de control sobre los propios impulsos, siendo un sentimiento violento inspirado por las pasiones exageradas, y más concretamente por Ate (En la mitología griega, Ate era la diosa de las acciones irreflexivas y sus consecuencias).

Como reza el famoso proverbio antiguo, erróneamente atribuido a Eurípides: «Aquel a quien los dioses quieren destruir, primero lo vuelven loco.»

La prudencia es la virtud intelectual que dispone a comprender y ajustar la actuación a la complejidad de las circunstancias en cada momento. Lo contrario de la prudencia es lo que los clásicos griegos llaman hybris, esa suerte de falta trágica en que incurren algunos de los principales personajes de las tragedias, tales como Agamenón, Creonte, Edipo Rey entre otros.

Se podría traducir por obcecación, una especie de ceguera causada por la obstinada, jactanciosa y altanera fijación del personaje en una norma de conducta.

La peor ofensa para los dioses es no “pensar humanamente” y aspirar a lo más alto. Así “la idea de hybris concebida originariamente de un modo perfectamente concreto en su oposición a ladiké y limitada a la esfera terrestre del derecho, se extiende, de pronto, a la esfera religiosa” (Jaeger, 1993, p. 166).

Esta concepción junto con la idea de la envidia de los dioses hacia los seres humanos dichosos, ha determinado durante largo tiempo las representaciones de las esferas de la religión griega. La fortuna de los hombres cambia todos los días, por lo tanto, el hombre no debe aspirar a lo más alto.

la vida política y sus consecuencias; como político, se fijó en los dirigentes que no padecen dolencias mentales, pero desarrollan el “síndrome de hybris” o embriaguez del poder: persistencia en el terror e incapacidad para cambiar. Este libro estudia las enfermedades padecidas por jefes de Estado y de Gobierno como J.F. Kennedy, el Sha de Persia o Mitterand, entre otros. Owen plantea e ilustra el conjunto de problemas derivados de líderes enfermos y a la vez aborda el envejecimiento de los poderosos y las pérdidas cognitivas vinculadas a la edad. Owen nos hace reflexionar sobre la naturaleza de la democracia y del comportamiento humano…”.

Sin embargo, la preocupación del mandatario es que se encuentra en cursos algunas acusaciones contra su gobierno por desvíos millonarios, más las arengas de la enfermedad psicoemocional han caído en la locura. ¡O no¡

Haber. ya se sentía gobernador Carlos Herrera. Perdió ante una elección y estableció una ruta jurídica con el argumento del intervencionismo delincuencial, lo que no podrán justificar legalmente quienes somos abogado lo sabemos. Patada de ahogados.

Entonces los Michoacano (a) ya están hartos del Silvanismo, y su camarilla rapaz, lo que los ciudadanos queremos es comenzar a escribir la historia de las nuevas formas de gobernar. Se haya elegido o no la mejor opción.

Sin embargo, se tendrá que esperar la resolución del tribunal para que ratifique al ganador, mientras Silvano termina de destruir el estado, los justiciables bien sabe que Michoacán ya decidió por otra opción.

Señal bohemia…

Sentado bien, Pensando que tengo

La libertad del ser Y, tú.

Quizás pueda estar Triste, pero siempre

Con el anhelo de Vivir hoy, Hoy, sí Hoy

Y, tu cuando, sueños hechos realidad.

Por eso, siempre voy por el sendero de

La vida disfrutando lo que si poseo explorar

Vivir hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *