Categorías
Local

Obsoleta e inoperante la CEDH en Zitácuaro

Armando Linares López

Zitácuaro. – La Comisión Estatal de Derechos Humanos en este municipio, se ha convertido en una “cueva” de protección para instituciones y policías infractores de las garantías individuales, y desde su llegada a esa dependencia, su titular siempre ha demostrado estar más a favor de la ilegalidad que de la protección de los ciudadanos, a esto se suma el personal que tiene años sin haber sido removido o cambiado a otra dependencia.

Las quejas ciudadanas comenzaron casi desde la llegada a la titularidad de Froylán Vázquez Aragón a la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Zitácuaro, su constante ausencia en la mencionada oficina, dejó ver uno de los casos más emblemáticos y desastrosos al interior de la CEDH, fueron los mismos abogados y ciudadanos los que ventilaron la descomposición, ignorancia e incapacidad con la que se conduce el personal de esa dependencia, comenzando por su titular.

La parcialidad a la hora de tomar decisiones que beneficien a los ciudadanos que han sido víctimas de abusos de poder, ha quedado de manifiesto en varios casos, incluso, los han acusado de ser culpables para que la justicia no llegue a algunos casos delicados como el secuestro y, donde el principal señalado es el fiscal regional de Zitácuaro.

De hecho, a Vázquez Aragón, se le puede ver de manera constante en reuniones y comidas, o simplemente tomando café con el fiscal regional, sobre quien pesa una denuncia penal por secuestro, hasta el momento, no se ha emitido una recomendación por este hecho y, por el contrario, la dependencia consideró que no había suficientes pruebas para dar avance con ese tema.

Algunos abogados, han documentado y dado cuenta de los abusos cometidos por el personal, avalados por la presidencia de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Zitácuaro. Es así, que los juristas denuncian que el titular nunca está en la oficina, y son las secretarias las que llevan las riendas de la CEDH, mientras Froylán Vázquez se ha dedicado a hacer “vida social”, relaciones públicas y hasta proselitismo, basta recordar la imputación en su contra en las pasadas campañas cuando fue acusado por ciudadanos de andar repartiendo dinero a favor de algunos candidatos afines al partido que pertenece.

 Aunque esto no sería de impresionar, basta recordar su cercanía con el aún gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, quien desde hace años lo ha favorecido, y por ello se dice que el cargo que ocupa fue en premio a su lealtad.

Ahora, ya se presentó una queja en la Contraloría Interna de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Michoacán para que se analice e investigue la manera en que se conducen todos los que al interior de esa dependencia laboran, irónico resulta saber que el “defensor” de los derechos humanos este acusado por violar las garantías de la población.

Pero no es la primera vez que este funcionario es acusado de ser parcial a favor de la fiscalía o del gobierno, ya en el año 2019, también fue señalado de obstaculizar trámites legales que beneficiaban más a los fiscales regionales en turno, y de filtrar información delicada a las corporaciones policiacas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *