Categorías
Estatal

ASF, podría investigar a la Diputada Rocío Beamonte

  • Surgen nuevos datos del desvío de recursos que involucran a la ahora Diputada Rocío Beamonte

Carlos Ramos.

Morelia. – A pocas semanas de haber terminado el gobierno de Silvano Aureoles Conejo, comienzan a surgir datos interesantes que ya no pudieron seguir ocultando, y que demuestran el desvío de recursos públicos, así como la manera que tenían de operar para “desaparecer” el dinero que iban a parar a las cuentas bancarias del exgobernador y algunos de sus más cercanos colaboradores, es la actual diputada perredista plurinominal y extitular del DIF estatal, Rocío Beamonte, una de las más señaladas en el presunto desvío orquestado desde la dependencia de la que era la titular.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) ha comenzado a investigar el paradero de 43 millones 998 mil 706 pesos que simplemente no aparecen, y que en algún momento del camino desaparecieron durante la administración de Silvano Aureoles, de acuerdo con la información publicada por algunos medios estatales, se sabe que las cuentas no cuadran en los libros contables de algunas dependencias, principalmente en las del DIF estatal.

La plataforma de noticias EMEEQUIS, detalló que en el más reciente reporte de la ASF, sobre la fiscalización de la Cuenta Pública 2020, existen “errores” muy similares, lo que hace dudar a los auditores sobre el modus operandi que utilizaban para desaparecer millones de pesos del Fondo de Aportaciones Múltiples, una presupuesto que otorga el gobierno federal a las entidades para que realicen obras enfocadas en la educación.

Según trascendió, es que el gobierno de Aureoles Conejo, firmaba contratos millonarios para aparentemente crear infraestructura enfocada a estudiantes de bajos recursos, (aulas, laboratorios, canchas deportivas etc.) sin embargo, a los pocos días de que se firmaran los contratos, estos eran modificados para alterar las obras y los costos de las mismas antes de ser entregadas.

Una vez realizado este -movimiento-, el gobierno estatal, presentaba ante el gobierno federal los contratos donde presuntamente había hecho un uso correcto del Fondo de Aportaciones Múltiples, escondiendo los anexos en los que se modificaban las obras por construcciones más pequeñas o baratas.

EMEEQUIS puntualiza en su nota periodística, que mientras tanto, el gobierno silvanista presumía la obra con el contrato original y archivaba el convenio para poder quedarse con el dinero restante, es decir, como ejemplo pone que, si la obra iba a costar 10 millones, ahora solo costaría 3 millones de pesos, el resto, “¡a la bolsa!

¿A DONDE FUE PARAR EL DINERO?

De acuerdo con la información publicada, se desprende que existe la sospecha de que todo ese dinero que misteriosamente desapareció, fue a parar a las cuentas privadas del exgobernador Silvano Aureoles Conejo, utilizando un complejo un complejo sistema de obras fantasma, empresas fachadas y lavadores de dinero enquistados en instituciones de educación pública del estado, que se creó a partir de obras que tenían como objetivo hacer brillar al perredista Silvano Aureoles, quien soñaba con convertirse en el principal político opositor al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Para lograr el objetivo, se entregaban obras en adjudicación directa o licitación a empresarios constructores consentidos del gobierno anterior, (como Carlos Herrera Tello), que ya sabían que debían modificar sus planes originales de trabajo para obtener ganancias, y que permitieran al entonces gobernador posar para las cámaras poniendo a su administración como ejemplo de trabajo eficaz en favor de la educación.

EMEEQUIS fue más allá en su información, y explica que pudieran estar involucrados funcionarios estatales en preparatorias y universidades públicas que aceptaban las obras sin “chistar” y que se presume cobran un “moche” en la administración actual para hacerse de la vista gorda.

En la Secretaría de Educación local, por ejemplo, ya tienen detectadas una serie de irregularidades en la adecuación de infraestructura en planteles de Morelia, Pátzcuaro, Uruapan y Zamora, cuya evidencia ya forma parte de un expediente que pronto se presentaría ante la Fiscalía del Estado contra quienes resulten responsables de delitos contra las finanzas públicas.

La Auditoría Superior de Michoacán, encontró más irregularidades en otras cuentas y fondos como los del Fondo Metropolitano y de las otras participaciones federales, queda pendiente, que se ubique el paradero de 2 millones 815 mil pesos por pagos indebidos en la Construcción del Distribuidor Vial Acueducto en la capital del estado.

Los auditores y funcionarios públicos actuales también investigan dónde terminaron 10 millones de pesos que entregó el gobierno federal al michoacano para equipar hospitales, clínicas y centros de salud durante la pandemia.

Elías Ibarra Torres, Secretario de Salud en Michoacán tiene un concepto para ese faltante: “La simulación de las camas”, pues los millones que se depositaron en las cuentas del gobierno del estado se habrían usado para comprar solo unas cuantas camas de hospital que se movían de un hospital a otro para simular que estaban siendo equipados con equipos nuevos. “Las camas de hospital eran sacadas de las instalaciones y colocadas en una bodega del gobierno para usarse cuando se necesitara montar otro escenario para los eventos de Silvano Aureoles.

PREMIAN A ROCÍO BEAMONTE CON DIPUTACION PARA PROTEGERLA

En el desfalco a Michoacán, aparece en los reflectores la ahora diputada local por el Distrito de Zitácuaro, Rocío Beamonte, quien ha sido muy cerca a Silvano Aureoles por 25 años, prácticamente desde inicios de su carrera política, Rocío Beamonte estuvo a cargo de la oficina de Enlace Legislativo en el año 2000, cuando era Diputado Aureoles Conejo, siete años después volvió a ocupar el cargo, pero ya siendo Senador de la República, posteriormente cuando Silvano llegó a la gubernatura de Michoacán la colocaron en el DIF estatal.

La ASF, detectó que es la dependencia que ella representaba, donde hay la mayoría de millones “perdidos” sin que hasta el momento pueda explicar esos faltantes. “Hay un problema a la hora de tratar de encontrar ese dinero, la -amiga- de Silvano Aureoles hoy tiene fuero, pues a principio de este este año logró —con ayuda de su influyente compañero— colarse a la posición uno en la lista a diputados plurinominales perredistas para llegar al Congreso local.

Esa posición aseguraba que, incluso si perdía estrepitosamente el PRD en Michoacán, Rocío Beamonte tendría fuero. Y así sucedió: en las pasadas elecciones se cubrió con blindaje especial que dificultan una investigación en su contra”. Pormenorizó EMEEQUIS.

Son 43 millones 998 mil 706.64 pesos que no cuadran en las cuentas del sexenio perredista, principalmente en los libros contables del Sistema DIF Michoacán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *