Categorías
Local

Carlos Herrera, el político millonario

Armando Linares.

Zitácuaro. – El contubernio entre potestad y riqueza les ha dado grandes resultados a algunos políticos michoacanos, que, además de poder, han logrado colocarse como líderes empresariales y políticos millonarios que tienen en sus balances propiedades y grandes fortunas, utilizando los cargos en el gobierno, y a través de prestanombres desviaban recursos públicos que les dejaban grandes ganancias.

Desde su acercamiento con el exgobernador Silvano Aureoles Conejo, Carlos Herrera Tello comenzó a obtener favores a través de empresas constructoras, que curiosamente siempre eran las ganadoras en las licitaciones públicas, por si fuera poco, a su llegada a la presidencia municipal de Zitácuaro, estas ganancias se fueron multiplicando, y a través de los conocidos y “prestanombres”, pagaban fuertes cantidades de arrendamiento en inmuebles que aparentemente pertenecen a otras personas, o que son sus incondicionales.

Fue el DIF estatal del estado de Michoacán a cargo de la ahora diputada plurinominal, Rocío Beamonte, una de las dependencias que más se prestaron para realizar este tipo de “arreglos”. Documentos en poder de Monitor Michoacán, muestran diversos contratos de arrendamiento en el municipio de Zitácuaro, como es el caso de una bodega ubicada en la zona industrial de este municipio.

El contrato firmado entre el Sistema de Desarrollo Integral para la Familia Michoacana (DIF), y el arrendatario Marco Antonio Camacho Tello, exhibe que el contrato tendría una duración de un año, (del primero de enero, al 31 de diciembre, del 2019), la bodega ubicada en el parque industrial de Zitácuaro en la Manzana 2 lote 3, tendría un costo de arrendamiento de 42 mil 500 pesos más IVA, menos el 10% de retención del IVA, y sería utilizada para oficinas y bodega.

Dentro de las obligaciones, el documento exhibe que la entonces Directora del DIF estatal, tenía las atribuciones legales para llevar a cabo dicho contrato, pero además se demostró que el DIF estatal contaba con recursos propios en una cuenta bancaria en Banbajío, utilizando para tal efecto, el argumento que la dependencia no poseía un inmueble con las características que requería la dependencia en ese momento, esto bajo oficio fechado en junio del 2019.

Pero el tema se vuelve extraño, ya que al revisar las fechas no coinciden con la firma del contrato, ni con el envío del oficio, mucho menos con la inscripción del inmueble en el Registro Público de la Propiedad a nombre del arrendador.

Como se dijo arriba, el contrato muestra al inicio que este tendría una duración de un año, sin embargo, este convenio fue firmado hasta agosto del 2019 y no en enero, ahora bien, la gestión enviada por la Directora del DIF Estatal señala que el oficio fue remitido en junio de ese mismo año, pero el inmueble fue inscrito en el Registro Público de la Propiedad a nombre del primo de Herrera Tello, Marco Antonio Camacho Tello, hasta el 9 de mayo del 2019, por lo que se presume es el prestanombres del también excandidato a la gubernatura de Michoacán, ya que aparece su nombre en diversos contratos.

 A esto se puede suponer que el contrato sigue vigente con la actual administración, ya que, al investigar para ubicar la ubicación del inmueble, vecinos el lugar explicaron que ahí meten despensas del DIF.

Pero no es el primer caso que surge en cuanto a las irregularidades y abusos durante la gestión de Silvano Aureoles y Carlos Herrera Tello, en días pasados, el portal Contramuro.com, exhibió el millonario pago (21 millones 140 mil 745 pesos) a una compañía que podría ser “una empresa fantasma”, ya que el domicilio fiscal que tiene registrado es una casa habitación.

El día de ayer, El Universal también dio cuenta de otro pago a una empresa propiedad de Víctor Manuel Álvarez Puga, buscado por el gobierno federal, a quien el gobierno de Silvano Aureoles a través de la Secretaría de Finanzas a cargo de Carlos Maldonado, entregaron 132 millones de dólares del erario público para crear un centro de espionaje.

Existen más datos de Carlos Herrera y sus allegados, así como de la manera en que se aprovecharon para poder obtener beneficios personales a costa de los zitacuarenses y los michoacanos, estos datos se irán dando a conocer más adelante.

Una respuesta en “Carlos Herrera, el político millonario”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *