Categorías
Estatal

Adjudicaciones directas, método preferido para dar obras a empresas allegadas a Carlos Herrera

Armando Linares.
Zitácuaro. – El uso intensivo de las adjudicaciones directas a empresas constructoras relacionadas con el exsecretario de gobierno Carlos Herrera Tello, fueron una ventana del uso irregular de recursos y corrupción durante la administración estatal que acaba de terminar presidida por Silvano Aureoles Conejo.

En un seguimiento periódico de contratos se puede observar que desde el 2016, las adjudicaciones directas eran el método preferido para asignar contratos a empresas constructoras relacionadas con el también expresidente de Zitácuaro, Carlos Herrera Tello, como ya se dijo en una entrega anterior, fueron al menos 14 empresas las que se ven vinculadas al político constructor y sus amigos.

Los documentos emitidos por la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas, Dirección de Procesos Licitación y Adjudicación de Obras, muestran como siempre eran las mismas empresas las que concursaban en estas licitaciones, curiosamente, a estas subastas restringidas, las constructoras eran parte de la lista de las 14 empresas afines a Herrera Tello.

El número de concurso I0-916007977-E19-2017, exhibe que participaron tres constructoras para la construcción de 58 recámaras, entre ellas, La Mitravi S.A de C.V. que tiene como apoderada legal a Viridiana Cervantes Coss; Careg Construcciones S.A. de C.V. representada por Vianey Araceli Nol Hernández y Torecoma S.A. DE C.V. representada por Jackeline Gómez Moreno.

Sin embargo, llama la atención que en dicha licitación, las constructoras presentan nombres diferentes de sus apoderados, al menos en dos de estas,;Torecoma y Careg Construcciones, ya que en otros documentos los que aparecen como apoderados legales son: en Torecoma, Ricardo Carrillo Sigler, y en Careg Construcciones, Alberto Jasso Briseño, cuñado de Herrera Tello.

Al final, fue la constructora La Mitravi, la que obtuvo el contrato para la construcción de 78 recámaras, de las que se desconoce donde fueron edificadas, lo mismo pasó con otra licitación concurso I0-916007977-E18-2017, donde también se pedía la construcción de 226 recámaras y en las que participaron las mismas empresas, como ya se dijo, no se sabe donde están ubicadas estas recámaras y el inmueble en que fueron construidas.

En ese contexto, se desprende que al finalizar los trabajos se debía de colocar una placa alusiva donde se diera a conocer el tipo de obra y el recurso con que se construyeron, es decir, se debía anunciar que se realizaron con recurso federal, contrario a esto, solo se colocaban placas de bronce donde se destacaba el nombre del gobernador Silvano Aureoles Conejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.