Categorías
Local

Agentes de Tránsito Municipal actúan fuera del marco de la Ley, el gobierno de soluciones no hace nada

Zitácuaro. – En las últimas semanas las quejas y denuncias ciudadanas en contra ellos agentes de tránsito de este municipio se incrementaron de manera alarmante, los policías adscritos al área de movilidad, se han ganado a pulso el repudio social derivado de las extorsiones que realizan contra los automovilistas, pero además por violentar el reglamento vial de manera impune.

“El gobierno de soluciones” que presume el presidente municipal Antonio Ixtlahuac Orihuela, ha dejado mucho que desear a la sociedad zitacuarense, desde el aumento a los impuestos, hasta una Secretaría de Seguridad Pública inoperante, es el pan de cada día en Zitácuaro.

Ahora, la dirección de tránsito de Zitácuaro, también se une para ponerle una “raya más al tigre”, la ya de por si desgastada corporación, ha incrementado los embates en contra de la población, colocando retenes en las salidas de la ciudad, (como la carretera a Aputzio de Juárez), donde se dedican a cazar automovilistas con modelos atrasados para exigir dadivas a cambio de no infraccionarlos.

Pero eso no es todo, ya que los agentes de tránsito de Zitácuaro, o desconocen el reglamento, o simplemente lo violentan ante la inexperiencia del mismo por parte de la sociedad. Al menos así lo demuestra una infracción realizada en céntricas calles de esta ciudad, donde el agente de tránsito asegura que se basó en el artículo 238 fracción III del reglamento de tránsito municipal.

Con faltas de ortografía, la multa señala que la infracción se hizo por estacionarse en un lugar prohibido, dejando en garantía una placa del vehículo, y sustentándolo en el articulo arriba marcado, esto es un gran error y una clara muestra del abuso cometido por los agentes viales, ya que efectivamente el articulo 328 señala lo siguiente.

ARTÍCULO 238. Los agentes podrán retener cualquiera de los siguientes documentos, a los conductores que cometan una infracción:

I. Licencia de manejo o permiso;

II. Tarjeta de circulación; y,

III. A falta de los documentos mencionados, el agente podrá retener una de las placas del vehículo motivo de la sanción pecuniaria.

El único detalle de este artículo, es que ya está derogado desde hace unos años, de hecho, es el del reglamento anterior publicado en el Periódico Oficial del Estado en abril del 2013, en el ocaso del entonces gobernador de Michoacán Lázaro Cárdenas Batel, ahora, el reglamento activo, es el que se reformó en noviembre del 2019, y que en ese mismo artículo (238) a la letra dice lo siguiente:

ARTÍCULO 238. Las infracciones menores son aquellas que no se encuentran contempladas en el artículo 236 del presente.

Ahora bien, ¿Dónde se da el abuso de los agentes viales? Desde el momento en que, para garantizar el pago de una multa, le quitan una placa al vehículo, ya que el más reciente reglamento de tránsito muy claramente dice en el artículo 240 lo siguiente:

Bajo ninguna circunstancia se podrá retener de forma alguna licencia, tarjeta de circulación, placa o vehículo como medio de garantía de pago de la multa impuesta por infringir el presente Reglamento y disposiciones aplicables. La boleta de infracción se levantará por triplicado, entregando el original al sujeto infractor en caso de estar presente o dejándola sobre el parabrisas del vehículo con el cual se cometió la infracción, remitiendo una copia de ésta a la autoridad administrativa donde se deba realizar el pago de la multa correspondiente, la cual deberá ser pagada dentro de los quince días hábiles posteriores a su emisión.

Asimismo, en otra parte de la infracción, el agente vial retoma el artículo 202 fracción XVIII y XXII, de nueva cuenta, actuó bajo la ilegalidad, y violentó la ley para aplicar una medida recaudatoria, ya que el artículo actual dice esto:

ARTÍCULO 202. Para la aplicación del presente Reglamento se para el adecuado traslado de otros vehículos. La Secretaría de Seguridad Pública Municipal podrá contar con un servicio de grúas y centro oficial de depósito de vehículos, que dependerá administrativamente del Subdirector Operativo de Tránsito y Vialidad, con vigilancia del Secretario de Seguridad Pública, teniendo la obligación los agentes y operadores de realizar el correspondiente inventario de los vehículos usando sellos de seguridad inviolables, con cinta adherible, en puertas, cajuela y cofre al momento de ser retirados de la circulación.

Al final, la población ha exigido a “el gobierno de soluciones” que identifique este tipo de acciones que lastiman la ya desgastada economía familiar de los zitacuarenses, y que el nuevo director de tránsito y vialidad deje de hacer una medida recaudatoria por medio de los agentes a su cargo, que también han sido vistos pidiéndoles su cuota a los camioneros que ingresan al municipio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.